Cambios en la Ley del Medicamento: ¿nos afectan?

  Como la mayoría sabréis desde el 1 de Enero de 2016 ha entrado en vigor una reforma en la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento que incorpora una serie de cambios novedosos a la par que controvertidos. Por ahora es muy pronto saber cómo estos cambios en la ley del medicamento nos van a afectar (si es que nos afectan) y tanto boticarios como industria permanecen espectantes. Veamos a continuación uno a uno cuáles son esos cambios y cómo nos pueden afectar. 

1# Fin de la priorización de los genéricos frente a las marcas

  Hasta ahora, a igualdad de precio y cuando la receta se prescribía por principio activo, el farmacéutico debía dispensar como primera opción una especialidad genérica si la hubiese. Esta medida era un vieja reclamación de Farmaindustria que lleva años viendo como el mercado de las marcas decrece a costa del crecimiento de las EFG. Que el farmacéutico no tenga la obligación de dispensar genéricos no significa que automáticamente vaya a dispensar marcas. Actualmente a la botica le interesa mucho más dispensar EFG ya que normalmente estos laboratorios ofrecen descuentos mejores que las marcas.

2# Fin del límite de descuento del 10%

  Al contrario que en la anterior Ley del Medicamento, ahora los laboratorios y distribuidores están ahora autorizados a realizar descuentos superiores al 10%. Habrá que esperar a ver qué estrategia siguen las marcas para que el farmacéutico sea más propenso a dispensar marca cuando la receta se prescriba por principio activo. Sería de esperar, y muy deseable, que para competir los laboratorios ofrecieran mejores descuentos con los que se vería incrementada la rentabilidad de las oficinas de farmacia. Este descuento deberá ir reflejado en factura y deberá ser comunicado al Ministerio de Sanidad (no por parte de las farmacias). Este punto ha disparado los rumores y hay quienes creen que Sanidad usará esta información como argumento para futuras rebajas en el coste de los medicamentos. Es difícil saber lo que hará en un futuro un gobierno que a día de hoy ni siquiera existe. Las rebajas en el precio de los medicamentos y los Reales Decretos seguirán existiendo, con descuentos o sin ellos.

¿Qué estrategias seguirán los laboratorios ante los cambios en la Ley del Medicamento?

  Tras consultar a varios laboratorios he constatado que existen varias estrategias en este momento, algunos ya la tienen definida y otros tienen previstas reuniones en las próximas fechas para concretar el camino a seguir.

1.- Laboratorios que no ofrecerán descuentos mayores al 10%: algunas marcas obtienen la mayor parte de sus beneficios de medicamentos con patente activa o no sustituibles por lo que no se plantean subir los descuentos. Es lógico. ya que estos laboratorios no tendrían beneficio alguno de ofrecer mejores descuentos.

2.- Laboratorios que sólo ofrecerán descuentos en algunas moléculas: hay fabricantes que tienen principios activos que sí compiten directamente con presentaciones genéricas (ibuprofeno, omeprazol, metamizol, etc) y que van a ofrecer descuentos especiales para competir por cuota de mercado con los EFG. De esta situación es de la que más se puede beneficiar la oficina de farmacia.

3.- Laboratorios que ofrecerán el mismo descuento en las marcas que en los genéricos: algunos laboratorios fabrican marcas y EGF al mismo tiempo, hay al menos uno de los importantes que me ha confirmado que ofrecerán el mismo descuento en sus presentaciones de marca que en las genéricas, si bien aún no tienen decidido cómo repercutir el incremento del descuento a la farmacia.

  Sea cual sea la estrategia todo el sector tienen miedo de que si los descuentos son excesivos y están registrados en un futuro las administraciones puedan emplearlos como argumento para futuras rebajas en el precio de los medicamentos. Algunos laboratorios planea repercutir esto descuentos de otras formas que no sean a través de “descuento directo en factura” para que así permanezcan opacos al Ministerios de Sanidad.   Por otra parte, la industria farmacéutica no tiene el menor interés en ofrecer grandes descuentos a la farmacia a costa de su propia rentabilidad, salvo para aquellas moléculas en las que consideren necesario ofrecer un incentivo al farmacéutico para potenciar ciertas marcas.

3#  Las siglas EFG serán exclusivas de las especialidades genéricas

  Debido a la anterior discriminación positiva de la que gozaban los genéricos, algunas marchas (Adiro, Neobrufen…) habían solicitado la inclusión de las siglas EFG para poder ser dispensados en caso de receta por principio activo. Dado que la discriminación ha terminado no tiene mucho sentido que las marcas incluyan esas siglas en su envase. No obstante, esta fue una estrategia que pocos beneficios le produjo a los medicamentos de marca salvo contadas excepciones.

4# Fin del copago farmacéutico hospitalario

  Una medida que no tendrá ningún impacto en las farmacias ni en los laboratorios, pero que será de agradecer por parte de pacientes con enfermedades graves que en algunas comunidades se veían obligados a pagar una de los tratamientos dispensados en farmacia hospitalarias.

5# Posibilidad de un precio “dual” para los medicamentos

  El nuevo texto de la Ley del Medicamento deja la puerta abierta para que en un futuro los medicamentos puedan tener dos precios diferentes en función de si son dispensados con cargo al Sistema Nacional de Salud o fuera de éste. Lo cierto es que ya existe este sistema con algunos medicamentos (Duphalac, Viscofresh…) pero su generalización es inviable a menos que exista un sistema de trazabilidad eficaz.

¿Y tú que opinas? ¿Crees que estos cambios te afectarán en algo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.