Cómo entregar tu curriculum en una farmacia

  Tu currículum es tu carta de presentación en un nuevo trabajo al que aspiras, y por ello deberías cuidar al máximo los detalles tanto a la hora de su redacción como en el momento de la entrega. En mi experiencia personal observo que la mayoría de la gente que se acerca a la farmacia a traernos su CV comete graves errores que hacen improbable su contratación aún en el caso de que estuviésemos necesitados de personal. Entre los errores más comunes está dejar el CV sobre el mostrador de la farmacia como si quemase en las manos y sin preocuparse por a quien se lo estás entregando, otros incluyen fotos, en las que salen “poco favorecidos”, pegadas con pegamento de barra al papel e incluso alguna abuela ha venido a entregar el CV de su nieto que “acababa de terminar los estudios de farmacia”. 

  Este post va dedicado a todos aquellos compañeros que están buscando un empleo o mejorar su situación laboral, espero que os sirva de ayuda.

1# Date a conocer

  Lo primero que debes hacer es presentarte como farmacéutico y manifestar tu disponibilidad e intención de encontrar/cambiar de empleo, todo ello acompañado de un buen apretón de manos y sin apartar la vista de los ojos de la persona con la que hablas. El CV es sólo un pedazo de papel, lo importante eres tú y la imagen que proyectes. Muéstrate como una persona sociable y sin timidez, un poco de descaro puede incluso ser bueno y servir para que te recuerden. Trata a tu interlocutor con respeto pero “de tú a tú”  centrándote en lo que puedes ofrecerle.

2# En el curriculum tienes que venderte

  Por lo que pones es tu curriculum ya sabemos que estudiaste farmacia, que has hecho un máster y que tienes un “nivel medio de inglés”. ¿No crees que necesitarían saber detalles más importantes sobre tí antes de  pensar siquiera en contratarte? Adjunta a tu CV una carta personalizada en la que hables de tus habilidades personales, esas que te hacen único y te definen como profesional y como persona (seriedad, compromiso, implicación personal, motivación, habilidades comerciales y organizativas, empatía con los pacientes etc). Estas características son mucho más importantes a la hora de elegir a un candidato que los cursos que haya realizado.

#3 Conocer a la farmacia

  Sería deseable que estudiases un poco en perfil de las farmacias dónde vas a dejar el currículum y que lo adaptases a las particularidades de cada una de ellas, especialmente importante es este punto si vas a una entrevista personal. ¿Está especializada en algo? ¿Qué necesitan? ¿Tienen presencia online? Puedes conocer muchos detalles de la farmacia y de los farmacéuticos que allí ejercen si ésta tiene web o redes sociales, incluso puedes establecer contacto previo a través de este canal lo que aumentará tus probabilidades.

4# Entrega tu curriculum al titular/gerente

  Cuando te acerques a una oficina de farmacia a entregar tu curriculum pregunta siempre por el titular y procura dárselo a él en persona, si no está o no puede atenderte intenta concertar una cita o simplemente vuelve en otro momento. Si se los das a otra persona es posible que tras curiosear un poco lo tire a la basura, bien porque crea que no necesitan más personal o porque tenga miedo a la competencia.

5# Cuida tu huella online

  Casi todos tenemos un historial y una reputación online y es habitual que las empresas lo consulten antes de contratar a un candidato. Si usas las redes sociales, especialmente si eres de los que a veces pierdes la compostura en Twitter (entre los que lamentablemente me incluyo), te recomiendo que hagas limpieza y que elimines todas aquellas publicaciones que puedan ser polémicas y que puedan perjudicar tu imagen (un twit sobre política puede decantar la balanza en tu contra). Las redes sociales también pueden ser un buen aliado en la búsqueda de empleo, sería recomendable que abrieras un perfil en Linkedin y que incluyas un enlace al mismo en tu CV.

6# No estás pidiendo que te regalen nada

  Muchas personas acuden a entregar el CV y a las entrevistas de trabajo con una actitud sumisa, servil, como si estuvieses pidiendo un favor, esto no debe ser nunca así y no te beneficiará en nada. Tú puedes ofrecerle tanto a la farmacia como ella a ti. Tal vez crean que no necesitan más personal, pero puede que no sepan lo desesperadamente que necesitan a alguien de tu valía entre su equipo. Hoy por hoy sobran candidatos, pero hay una lamentable escasez de gente competente e implicada, si tú eres una de esas personas que tanto escasean debes de hacérselo saber.

7# Los detalles importan

   No debería ser necesario recalcar que debes ir correctamente vestido y aseado para la ocasión, algunas personas acuden a dejar el CV con un aspecto descuidado lo que podría detonar falta de interés por el puesto. Recuerda que “buscar trabajo, es un trabajo en sí mismo” y en un escenario competitivo los pequeños detalles pueden marcar la diferencia.

8# No incluyas experiencia ni formación no relacionada con el puesto

  Olvídate de incluir en tu curriculum toda aquella experiencia profesional o formación que no aporte algún valor al puesto que aspiras, para ejercer en una farmacia no le interesa a nadie si un verano trabajaste en un restaurante mientras estudiabas la carrera, este tipo de información más que sumar resta.

9# No mientas

  “Adornar el curriculum” es un eufemismo de mentir, inventarse formación o experiencia que no tienes es algo imperdonable que te invalida para cualquier puesto al que optes.

10# Suerte!

 

3 thoughts on “Cómo entregar tu curriculum en una farmacia”

    Error thrown

    Call to undefined function ecs_html_e()