Entrevistas de trabajo en farmacias

  Después de dejar un montón curriculums en diferentes farmacias, de enviar emails y de responder a ofertas, por fin tienes una entrevista de trabajo. Enhorabuena, ya has dado el primer paso y partes de una posición ventajosa, a priori  parece que están interesados en ti. No te confíes ni acudas a la entrevista desarmado, dedica un tiempo a planearla porque hay muchos modos en las se puede estropear una entrevista de trabajo. Te falta todavía la parte más importante: convencerles de que eres el candidato perfecto. 

1# Prepara tu curriculum

  Un CV es sólo un pedazo de papel pero puede descartarte inmediatamente si cometes ciertos errores (no habar de ti mismo, no incluir foto, no poner la edad, emails de contacto inapropiados, experiencia laboral no relacionada etc). Lo más probable es que te hagan preguntas relacionadas con la información que hayas puesto en él así que repasa cada punto y ten claro qué contestar. 

Cuidado con las preguntas trampa…

2# La primera impresión

  Hay ciertos aspectos que creo son de sentido común pero como no siempre se respetan conviene recordarlos. Acude a la entrevista bien vestido (pero sin pasarte) y con exquisita puntualidad. No vayas acompañado por nadie. Al entrar sonríe, mira a los ojos y da un buen apretón de manos. Por favor, el móvil debe estar silenciado.  

Muéstrate seguro y relajado. 

2# Habla de ti

  En una entrevista laborar tienes que venderte. Destaca tus cualidades, tus puntos fuertes, tu experiencia, tus pasiones. 

¿Por qué tú y no el resto de candidatos?

2# Conoce la farmacia

  Antes de acudir a la entrevista es imprescindible conocer las características principales de la farmacia donde pretendes ejercer. Averigua si está especializada en alguna categoría, observa el punto de venta, estudia sus redes sociales y página web…

3# ¿Qué se espera de ti?

    Hay que dejar claro desde el primer momento qué funciones vas a desempeñar y qué tareas te serán encomendadas. Sé sincero en cuanto a tus preferencias y capacidades. 

4# ¿Cuánto vas a cobrar?

  Algunos expertos creen que esta pregunta no debe hacerse en la primera entrevista pero yo creo que en nuestro caso es imprescindible tratar el tema. Es lógico dejar la pregunta hacia el final y formularla de una forma cómoda para ambos como decir que “esperas cobrar un sueldo acorde con tus conocimientos y responsabilidades” o preguntar cuánto suele cobrar un farmacéutico nuevo en esa farmacia. 

  Obviamente hay un salario según convenio, pero desde mi punto de vista ese salario sólo representa el mínimo que se te puede pagar. Si pagas el mínimo, seguramente obtengas el mínimo. Puedes y debes negociar algún tipo de incentivo o complemento, argumentando los motivos por los cuales crees que lo mereces. Si de primeras no lo consigues, establece un plazo en el que poder demostrar tu valía y tras el cual volver a negociar. 

5# ¿Cuándo aceptar la oferta?

  Si te dicen que están interesados en ti podrás aceptar la oferta en ese mismo momento o solicitar algún tiempo para meditarla. Esto dependerá en gran medida de tu perfil como farmacéutico y de tu situación personal/laboral. Sea cual sea la decisión que ya hayas tomado no te muestres necesitado, tomate un tiempo para repasar con el titular todas las condiciones y recuerda que todas las ofertas son negociables. 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.